La historia de los Crash Test

Hoy queremos compartir con vosotros algunas curiosidades sobre los crash test y sobre su origen.

Vamos a hacer un pequeño recorrido desde el inicio de las pruebas de seguridad en los años 40, hasta el día de hoy donde por ordenador podemos recrear los impactos sin tener que destruir el vehículo.

Una de las marcas pioneras en este aspecto fue Mercedes en la época de los 40, pero en la década de los años 50 las pruebas se fueron generalizando con la intrusión de un elemento que ha significado un punto y aparte en la seguridad: el cinturon de seguridad.

En los años 50 las pruebas no se realizaban con los dummies que hoy conocemos, sino que los técnicos hacían de verdaderos dummies humanos para comprobar la seguridad de los vehículos en caso de accidente. Estas pruebas también se hicieron con cadáveres o incluso con animales, todo con el objetivo de conseguir la mayor información sobre los daños que pueda provocar el impacto del coche.

En 1971 aparece el primer dummie, (tal y como hoy lo conocemos con anatomía similar a un humano) un paso de gigante en materia de seguridad y que hacía mucho más seguras las pruebas de choque. El coste de los dummies puede llegar hasta los 100.000 euros porque imitan, prácticamente a la perfección, la anatomía de un ser humano para poder simular los daños que tendríamos en caso de accidente.

En los años ochenta aparece una nueva prueba dentro de los test, las pruebas de choque laterales que hasta el momento no se estaban haciendo. En nuestro recorrido tenemos que esperar hasta 1997 que será cuando se crea el conocido EuroNCAP.

Las pruebas de este organismo independiente se fueron endureciendo con al paso de los años,incorporando nuevos requisitos como los actuales, donde tiene que estar presente el control de estabilidad en la mayor parte de la gama, requisitos en caso de atropello a peatones o de protección contra el latigazo cervical, todos estos indispensables para poder conseguir las famosas cinco estrellas.

Además actualmente algunos fabricantes ya pueden recrear por ordenador algunos tipos de impacto y poder evaluar el daño que provocaría sin tener que destruir ni dañar ningún coche.

Fuente: Highmotor.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: