Sustitución de lunas

Lunas laminadas

Hoy día las lunas parabrisas laminadas impiden en caso de un accidente que las personas salgan disparadas del habitáculo hacia fuera, peligros externos, y aguantar la presión del airbag. Entre otras cosas, el parabrisas forma parte estructural de la carrocería por lo que la sustitución o montaje ha de hacerse con las máximas garantías.

Desde elchapista.com vamos a explicar el proceso que se lleva a cabo para la sustitución de una luna laminada pegada, pero no sin antes entrar un poco en materia.

Diferencias entre lunas templadas y laminadas

El vidrio laminado (VSG) está fabricado con dos vidrios unidos mediante una capa polimérica (PVB). Al romperse, los fragmentos no se desprenden por estar pegados a la capa, reduciendo así el riesgo de eyección y mejorando la seguridad durante una colisión.

Las diferencias más notables respecto las tradicionales lunas templadas (ESG) son:

Menor riesgo de eyección.
Menor peso.

Mejor comportamiento anti-intrusivo
Mejor insonoridad y aislamiento que las lunas clásicas.
Mayor visibilidad en caso de rotura.

Los coches “clásicos” van/iban dotados de lunas parabrisas templadas que al romperse se convierten en miles de diminutos pedazos de cristales que pueden ser peligrosos para los ocupantes si se desprenden, aparte de que seguramente no nos permita continuar el camino, debido a la casi nula visibilidad una vez roto o por desprenderse y dejarnos a la intemperie.. Lo lógico en este caso es inmovilizar el coche y llamar a la asistencia en carretera.

¿Cómo y porqué va pegada una luna parabrisas laminada?

Las lunas parabrisas laminadas van pegadas con un adhesivo especial (“sellador de lunas”) ya sea monocomponente o 2K. Por el contrario, las lunas templadas tradicionales iban montadas solamente con una goma de contorno y esto es incompatible con los airbag actuales, por que en el caso de un accidente, una luna sin pegar saldría disparada por los aires por la presión del airbag, normalmente el del pasajero, ya que es el que entra en contacto directo con la luna parabrisas. Este es unos de los motivos por los cuales ya sólo se montan lunas parabrisas laminadas en el proceso de fabricación de coches nuevos. De hecho, ya existen vidrios laminados para puertas, portones, etc..

 

Materiales para el montaje de una luna pegada

Luna:

La nueva luna (si este es el caso..) debe ser homologada y de las mismas características que la montada en origen.

Verificar el estado de la luna, no debe tener ningún defecto como deformaciones, astillamientos en el contorno por muy pequeños que sean o que dificulte la perfecta visibilidad una vez montada.

Sellado

Adhesivo sellador de lunas:

Existen en el mercado infinidad de adhesivos para el montaje de lunas laminadas ya sea en formato individual o en KIT, pero no es nada aconsejable el escatimar a la hora de comprar estos productos ya que como hemos hablado anteriormente, se trata de un trabajo en el cual se puede ver afectada la seguridad de los ocupantes del vehículo. Por lo cual para el montaje de lunas laminadas debemos usar sólo productos de calidad y la manipulación de éste por personal cualificado.

Por norma, se deben seguir al pie de la letra las instrucciones
del fabricante de los adhesivos ya que estas varían en función de cada producto.


Fuente: elchapista.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: